Los candidatos Octavio ‘Chiche’ Lagar y Noemí ‘Katty’ Altimari solicitan que ante los hechos de violencia acontecidos en la madrugada del domingo en las inmediaciones del Club Ciudad de Campana, se aplique la Ordenanza 5548 del año 2010, de la cual es autora Altimari en su periodo como concejal, que modificó el régimen de faltas para infracciones cometidas por los menores de edad que se encuentren en estado de ebriedad o provocando disturbios en la vía pública”

Sería muy auspicioso dijeron los referentes de Vamos con Vos que teniendo en cuenta la reapertura de diferentes lugares de recreación suspendido por la Pandemia, que ya se empiece a prevenir sobre estos hechos de violencia juvenil, sancionando este tipo de conductas y responsabilizando a los progenitores  mayores

Muchas fueron las excusas por las cuales los distintos gobiernos locales no la aplicaron, excepto en dos o tres oportunidades, sin embargo, sabemos muy bien que es necesario generar las políticas necesarias para garantizar la convivencia pacífica y de seguridad de nuestros jóvenes y de los vecinos que se ven afectados por los hechos de violencia .

Es posible, y estamos de acuerdo con ello, manifestaron Lagar y Altimari, que dicha normativa puede ser mejorada con participación y propuestas de instituciones, profesionales que entiendan sobre el tema, jóvenes, padres, comerciantes y otros, y que no solo tenga una mirada sancionatoria, sino también preventiva creando conciencia sobre diversión segura y consumo de alcohol, pero la verdad es que no se hizo ni se hace nada al respecto.

Los jóvenes tienen todo el derecho a divertirse pero todos los ciudadanos tenemos derecho a una convivencia en paz, por ello, es indispensable que sea ya el momento en que estos temas se incluyan en la agenda política de todos los sectores, y no que después tengamos que lamentar situaciones mucho más violentas que pudieran lesionar gravemente o la propia vida de alguno de nuestros hijos.

Esta Ordenanza 5548/10, de régimen de nocturnidad,  es hasta el momento lo más cercano a la problemática, responsabiliza a los padres ante los hechos de violencia en la vía pública por parte de sus hijos menores, se puede mejorar? Si claro, lo que no se puede es seguir ignorando.

“No podemos permitir que sigan ocurriendo estos hechos y para eso necesitamos que la sociedad se involucre en la solución de un problema estructural, y que podamos aplicar una norma local que esté a la altura de esta problemática y de su complejidad.”

Es necesario conciliar el accionar político con los intereses populares, defendemos todos los mecanismos que permitan esta conexión y lo seguiremos haciendo desde el Concejo Deliberante – Concluyeron-